El lunes, encuentro con AUPEX

95944365_10221795247486964_54320650415767552_nDentro de la falsa normalidad que nos viene encima está la necesidad de modificar encuentros, presentaciones, lecturas… transformándolos a un entorno accesible para la mayoría (en principio). Es por ello que pasado mañana, lunes, a las 19:00 realizaré un encuentro digital, presentando Huir, leyendo algunos poemas del libro y hablando un poquito sobre confinamiento, lecturas, procesos de creación. Hay alguna sorpresa preparada, así que…

Estos encuentros con con escritores están gestionados por la AUPEX y la AEEX (mil gracias por la iniciativa).. Se han realizado otros con poetas como José Antonio Zambrano o Irene Sánchez Carrón. El lunes, mi turno.

Link al encuentro: https://meet.jit.si/LaUniversidadPopularNoPara

[25/XI] – En el Teatro del Barrio (Madrid)

46761011_10217102469051558_5459724381854892032_o

No me había pasado, pero el domingo por la tarde llegaron las náuseas. Nunca antes llegaron tan pronto, con sudores y nervios atenazados en la boca del vientre, mordiendo un no se qué en mis intestinos. La liberación fue espontánea y nada sucia, transcurrió ligera justo al salir al escenario por última vez antes de leer.

[Luz Pichel o “el amor es lindo, el amor es linde”. Sacó de los montes y las lluvias las lenguas que se dejan caer. Hizo una reivindicación tan real como necesaria con una poesía sincera, creciendo su lectura entre las grietas del verso. O Vanesa Pérez Sauquillo, que impregnó de brillo al dolor y al viaje, restauró las costuras de las vergüenzas y miserias de la tierra, por ejemplo] Continuar leyendo “[25/XI] – En el Teatro del Barrio (Madrid)”

En el ciclo ‘El barrio es poesía’

TB

Este domingo 25 de noviembre en el Teatro del Barrio de Madrid (c/Zurita 30) se celebrará una nueva sesión del ciclo El barrio es poesía, “desde el que programarán a los creadores y las creadoras de la escena poética contemporánea que consideran imprescindibles”. según el colectivo Masquepalabras. En esta ocasión intervendrán Luz Pichel, Vanesa Pérez Sauquillo y el colectivo Infrageneración del 17. Dentro del colectivo, leerán Marina Casado, Violeta Font, Leonor López de Carrión, Andrés París, Julia Sánchez… y un servidor.

La entrada anticipada, comprándola aquí cuesta 10€. En taquilla subirá un poco más. No seáis alonsos…

Si no participara tampoco me lo perdería. Por si estáis indecisos: es la primera lectura que haremos Leonor  y yo juntos. Quizá haya alguna sorpresa preparada…

Piezas sobre Aníbal Núñez

37822_1
Aníbal Núñez

“Igual sucede a nubes y babdadas; análoga
suerte le corresponde a los atardeceres”

Aún hubo tiempo de más: como si estuviera programado, a una parada de metro caminada, acudimos a una librería muy transitada y famosa por sus ediciones de poesía en Moncloa. Luego allí constaté que las dúvidas, como las saudades, se han arraigado fuertemente en mis entrañas expurgando lejos de ellas cualquier aroma a indiferencia. Dudas que en éste caso tenían que ver entre descubrir, libro físico en mano, a Juan Carlos Mestre (1957 – act) o a Aníbal Núñez (1944 – 1987), siendo éste el elegido. Continuar leyendo “Piezas sobre Aníbal Núñez”

Blandiana (por dos)

esdma erdlsDescubrí a Otilia tarde, como pasa con algunos poetas: a la vez que uno madura, lee y se hace mayor, llegan a sus manos nuevas lecturas que asume uno con más facilidad. Blandiana, que sufrió el silencio de la dictadura en Rumanía, asume con sinceridad el destino trágico de la existencia; una existencia que, cual trilero, amaga y enseña el simbolismo que habita en cada momento. Ella misma sabe el valor de la libertad -su primer libro publicado en su país data de 1990- trase ser vetada durante décadas por el régimen comunista. En El sol del más allá (2000) y El refugio de los sentidos (2004), traducidos y editados por Pre-Textos en un mismo volumen el año pasado, Blandiana afronta con pesimismo la crisis moral de su país: cómo los principios éticos de la revolución que derrocó a Ceausescu y todos los ideales en pro de justicia y legalidad poco a poco fueron difuminados, anteponiendo las codicias personales que las del estado (de Poema: “Las apariencieas se han podrido / Y se hanab escurrido como espuma sucia / Del rostro de la esencia”). Blandiana, quizá por la suerte de haber nacido en Transilvania, versa en los libros sobre aquellos que viven en silencio; cuestionando el reconocimiento dentro del espacio público, consciente del fruto de la escritura le ha llevado a tal imagen (Desde el principio: ” […]durante decenios / Todo lo que he sido / Se haya concentrado, haya mermado / En las semilla de unas letras cualesquiera”) y defendiendo la igualdad de todos (niños y animales) ante la dureza de la existencia (Plaza Buzesti: […] entre montañas de escombro / Y de basura […] El universo condensado / En ese mendrugo / En el que aún se ven las marcas / De los dientes del ángel”)

En El sol de más allá, Blandiana avisa sobre el desgaste de un mundo, de un universo que desaparecerá sin valores, sin un significado que defender y la coherencia simplemente no existe ante una confusión de motivaciones corruptas (Ceniza: “El tiempo del que estoy hecha / Se agota en segundos, horas y días”) Mientras, en El reflujo de los sentidos se extiende la agonía y pesadumbre, utilizando localizaciones ambiguas, en principio, para enterrar cualquier tipo de esperanza (Playa: “Espuma tirada en la orilla como esperma / Desde la barriga en putrefacción, / Del océano / Y las plumas perdidas de pájaros viejos […]), dando a entender al mar como un animal que escuda en su interior las motivaciones de la vida y la batalla en la transformación de la naturaleza.

Como dice Viorica Patea en el colofón de la introducción del volumen, “la poética de Blandiana descansa sobre el sentimiento trágico de la existencia”. Una existencia que nos pone a todos en jaque ante cualquier situación de indefensión que somos proclives a padecer; siendo cualquier otro elemento un oasis de imagen que emborrona la realidad ofreciendo una pizca de esperanza.

  • Postdata 1era: Otilia es su verdadero nombre. Ana Blandiana es su pseudónimo.
  • Postdata 2nda: El título de la entrada es una licencia inocente ante el título de Mi patria A4, también publicado por Pre-Textos en 2014.

El ciclista

el-ciclistaEmpieza una carrera en el norte de Francia. Con lluvia y quizá con adoquines en la grupa de la carretera; también quizá con puertos en su recorrido (descubridlo en su lectura). Durante el transcurso del ficticio Tour del Mount Aigoual se va desgranando la realidad de una prueba ciclista, los rivales y el paisanaje que se proyecta a vista de los tubulares todo a golpe de sufrimiento y agonía.

Seguramente el ciclismo es uno de los deportes más sufridos y heroicos que puedan existir. El ciclista, de Tim Krabbé es una novela, un relato que dentro del ambiente y del terreno que conquistan al lector -sobre todo si éste es aficionado al sufrimiento sobre dos ruedas- a lo largo de la prueba ciclista y con píldoras, anécdotas, que complementan la trama y la lectura; una lectura que nos ofrece una imagen icónica y ahora, irreal, de lo que podría haber sido cualquier deporte -sea cual sea- si no hubiéramos caído en la iconización de las personas y la mercantilización de la práctica que ha viciado la filosofía del deporte. Éste libro, además de obra narrativa es libro de culto en Holanda, todo un best-seller. Condición que no está reñida con la fluidez del relato o la facilidad para hilvanar el relato personal con la ficción novelada.

El ciclista, además, es un homenaje a todos aquellos ciclistas de fin de semana,que buscan en la ruta dominical y la prueba esporádica amateur una vía de escape a la rutina del día de diario y que en realidad son los protagonistas de carreras y libros como éste.

Ensayo sobre la lucidez

978607314199Durante una jornada electoral en una ciudad que no se identifica en ningún momento de la novela la mayoría de los ciudadanos con derecho a voto vota en blanco. El gobierno observa con preocupación el suceso, escudándose en lo excepcional de la situación debido al mal tiempo del día de votación y decreta repetir las elecciones justo una semana después, aumentando en consecuencia el voto en blanco. Ante la sorpresa, el gobierno inicia investigaciones secretas y decisiones autoritarias y de dudosa legalidad, tratando de unir el mal de la ceguera blanca -leer Ensayo sobre la ceguera, también del autor- que padeció la misma ciudad años atrás.

Ensayo sobre la lucidez, de José Saramago es una reflexión sobre el poder, sus aparatos y las posturas de los gobernantes ante el estallido de un movimiento revolucionario pacífico protagonizado por un pueblo decaído y menguante durante el teórico ejercicio práctico de elección de la democracia. Cómo el gobierno es incapaz de hacer autocrítica y solo hace instropección de cara a escarmentar a los trabajadores a partir de una catarata de decisiones mediadas entre la crueldad y la extravagancia.

La novela, comparada con la opinión de otros conocidos que la han leído ha provocado diversas controversias: desde la monotoneidad hasta la manipulación. Pese a la densidad formal de Saramago -que necesita un intervalo de tiempo de aprendizaje, aclimatación- el estilo es directo y detallado en el sentido de que todas las vueltas al mensaje y añadidos provocan el enriquecimiento de una obra que, compartida con otros, invita al diálogo y la reflexión y no tanto a la impulsividad que impera en secciones de la novela.

Huir

“Huir no es escapar.
Pero solamente huyendo se escapa”
José Bergamín

 

valhondo

Huir es una declaración hacia un camino en pendiente pero también una despedida, un testamento poético a la altura de un poeta como lo es Jesús Delgado Valhondo -fuera de tierra extremeñas, seguramente un desconocido-. En los dieciséis poemas del libro hay un resumen, un cara  a cara con la muerte y su destino que al fin y al cabo es la despedida de la vida en carne. Huir es la conciencia fáctica de la muerte sin regates; la aceptación de que alguien nos está esperando -como anuncia en su último poema- y debemos sucumbir hacia ella valientes y  con la necesidad de partir en paz, incidiendo en nuestro alrededor con la normalidad de la partida y lo doloroso arrastrar las ausencias. Huir, probablemente sea el libro de poesía que más haya leído y el que más asocie al dolor de la pérdida. Joana. Por tanto, también es el libro más complejo de explicar.

Huir, querramos verlo o no, son dieciséis cuchilladas en forma de adiós. No sé por qué, pero todo andaba anunciado, como su último verso en el libro… me está esperando.

  • Postdata: más info sobre el poeta pinchando aquí

 

 

 

Mañana no será nunca

luis felipe

“no te quedan más días
que los que ya has vivido”

Pocas veces es posible encontrar la calidad humana y literaria reunidas en la misma persona. Puedo presumir de conocer a una que sí reúne a ambas en su ser. Bajo el título de la entrada se ha publicado la antología poética -de 2003 a 2015- de Luís Felipe Comendador (Béjar, 1957) una obra seleccionada y que hará las delicias de aquellos que ven en el futuro algo descarnado y superfluo. LFC es un arquitecto emocional: de cada grieta en la pared puede entrar un rastro de pesadumbre pero también surge la oportunidad de un verso, un poema, un fotograma, una crítica o una reflexión, reventando el pragmatismo del verso más allá de su forma medida o desmedida a favor del mensaje.

LFC apuesta por una poesía sincera y que no se recrea en idealismos. Lo he tratado poco en persona y pese su aspecto bonachón, su sonrisa siempre dispuesta para entablar conversación esconde mil puñetas o pensamientos que le comen las ideas. Seguramente en el seno de su testa canosa quedan peinando miles de ideas, versos, proyectos… su poesía sin duda es comprometida en el sentido de decir sin tapujos lo que cree y siente -la decepción, el agobio, el nulo sentido del mañana- y también un autorretrato sentimental, un recorrido geográfico entre la estantería de su pensamiento aliñado con el aroma del cigarrito mañanero de finales de febrero en Las Claras, aquel que supongo que tendrá siempre presto para atosigar la calma y reflexionar, una vez más sobre mil cosas que granean en su ser.

Los ojos

Los ojos nos sujetan a las sombras
e indican el espacio
que vamos a ocupar en un instante…

No tienen vida propia,
pero arman el deseo y su poesía.

Poemas seleccionados de: El amante discreto de Lauren Bacall (Visor, 2003), Con la muerte en los talones (De la luna libros, 2004), El gato sólo quería a Harry (DVD, 2006), Esa intensa luz que no se ve (Segundo Santos ediciones, 2007), Dientes de leche (Delirio, 2010), Los 400 golpes (A.C el Zurguén, 2013), Corre la voz (SBQ, 2015).

 

 

La secreta vida de las imágenes

1ca8540fb2b0bd3c1da52ad5570099fd

Durante ésta semana en las pocas horas muertas del trabajo saqué tiempo para leer a Al Berto y La secreta vida de las imágenes, reafirmando la filia a lo que acontece la lírica portuguesa. Pienso sinceramente que el portugués, como el catalán, es una lengua muy poética y sugerente, dócil y tenue para ser hablada y recitada. No me sucede lo mismo con el castellano que, pese a ser mi lengua de escritura -el catalán no lo prodigo mucho en mis letras- encuentro algo crudo y visceral, ideal para hablar de lo lúgubre de la poesía.

prosigue el camino por entre túmulos
vacíos a la medida de tu alma y de quien los mira
porque tu destino es continuar subiendo
la mágica espiral de los monumentos donde
otro tiempo de pulido mármol se levanta
más allá del precario reposo del corazón

La secreta vida de las imágenes es un poemario traducido del original por José Luis Puerto es un compendio de poemas sólidos, equilibrados con una delicada sensibilidad ante la sugerencia de la imagen recreada en sus letras. Imagen -pintura- y poesía aúnan sus formas en búsqueda de otra forma de luz que arroje claridad haciendo referencia a maestros del diseño universal -una vez más, la relación entre pintura y poesía, posiblemente uno de los maridajes artísticos más versátiles que conoceremos-. Poemas que entrelazan un itinerario por la pintura europea de diversas épocas, repasando también el ámbito portugués. Es un viaje a mi parecer infinito: Al Berto sin duda hizo de éste un poemario puro, plástico en todos los sentidos de la palabra -la edición portuguesa iba acompañada de ilustraciones a juego con los versos- pero también infinito: son tantas las posibilidades y nombres en el viaje de la poesía con la pintura que siempre resultará incompleto.

Postdata: Pero Leo demostró que los viajes nunca son incompletos…